El último abulense de Filipinas

Más que murallas

Hacia 1899, en el pueblo de Aldeavieja (Ávila), sus vecinos dedicaron una misa a uno de sus vecinos destinado como soldado de segunda en Filipinas, interpretando la ausencia de noticias como un desenlace funesto. Sorprendentemente, Domingo Castro Camarena seguía vivo, y regresó. Fue uno de los «los últimos de Filipinas», superviviente del Sitio de Baler, resistiendo durante casi un año los ataques de los filipinos sublevados, meses después de haber perdido la guerra.

14806693497630 Los «Últimos de Filipinas» posando con el general Despujol a su llegada a Barcelona

Domingo Castro Camarena nació en Aldevieja el 13 de mayo de 1877, uno de los cinco hijos del matrimonio formado por José, de origen gallego, y Blasa, vecina de Aldevieja. Medía 1,66 m., con una cicatriz en la cara que intentaba ocultar con una poblada barba, ganándose la vida como cantero, al igual que su padre. Se ignoran las razones que…

Ver la entrada original 967 palabras más

Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s