El bote misterioso

CABO CORRUBEDO

corrubedo-antiguo-vista-parcial

Corrubedo. 10 de febrero de 1887. Cae la tarde de un día invernal, un jueves de viento, cuando un bote desconocido se acerca hasta el pueblo. La embarcación, de pequeñas dimensiones, fondea frente a la fábrica de Manuel Fernández, quien al divisar aquella nave extraña deduce que lleva a los supervivientes de algún hundimiento cercano.

Encuentros como este debían de ser en aquellos tiempos algo habitual. Los siniestros marítimos estaban a la orden del día y no era nada raro ver náufragos y cadáveres llegando a nuestras costas: los primeros para ser salvados y los segundos para ser enterrados en tumbas sin nombre.

Haciendo gala de una humanidad que desentona con ciertas insidias y leyendas negras, el industrial envía una embarcación hasta el lugar en que se halla la nave para prestar auxilio a aquellos desamparados.

Pero lo que van a recibir a cambio de aquel gesto fraterno es……

Ver la entrada original 981 palabras más

Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s